Mientras el Perú ya tradujo el pedido de detención contra Alejandro Toledo, a fin de remitirlo cuanto antes a Estados Unidos y que sea ejecutado por un juez, el expresidente incorporó a su defensa a abogados que, en Perú y Norteamérica, darán batalla para evitar su repatriación y encarcelamiento para ser procesado por las coimas que, según la Fiscalía, cobró a Odebrecht en su gobierno (2001-2006).

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, se comunicó este domingo con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, para solicitarle que el prófugo exjefe de Estado, Alejandro Toledo, sea deportado de su territorio al Perú. "La hipótesis que manejamos es que está en Estados Unidos". Pero, aún no hay informes que confirmaran su partida.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel dijo que Toledo, vinculado a un escándalo de corrupción, sólo sería admitido en Israel "una vez que sus asuntos en el Perú sean resueltos".

Israel había informado con anterioridad de que no permitirá la entrada al país del ex mandatario peruano, sobre quien pesa una orden internacional de búsqueda y captura.

Durante la conversación le solicitó que "en el marco de las competencias que la ley de migración de ese país brinda al Departamento de Estado se evalúe la posibilidad de deportar a Alejandro Toledo hacia el Perú, de manera de que sea sometido a la justicia de ese país".

More news: Niña murió impactada por un rayo en medio de tormenta eléctrica — Araucanía

A través de su cuenta de Twitter Toledo negó estar huyendo.

El Gobierno peruano temía que Toledo intentara volar desde San Francisco (California) a Israel, país con el que Perú no tiene tratado de extradición, pero el paradero de exmandatario es desconocido después de que se descartara su llegada a Tel Aviv.

Autoridades de toda América Latina se han estado moviendo para acusar a los funcionarios acusados de recibir casi $800 millones de dólares en sobornos de Odebrecht.

El e xpresidente de Perú Alejandro Toledo, en búsqueda y captura por supuestamente haber recibido US$20 millones en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, aseguró hoy que no es un fugitivo de la Justicia peruana y reclamó presunción de inocencia sobre los delitos que se le imputan.


COMMENTS