Representantes de Ministerios Públicos de quince países se reunirán en Brasilia, a partir del 16 de febrero, para intercambiar información sobre las prácticas de corrupción en que ha incurrido la constructora brasileña Odebrecht.

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes, viajó este miércoles a Brasil acompañado por una comitiva de la dependencia para conocer de cerca las investigaciones que se siguen en aquel país contra la empresa Odebrecht por actos de corrupción, que podrían involucrar a funcionarios públicos mexicanos.

Janot tiene en sus manos la delación de 77 ejecutivos de la empresa de ingeniería Odebrecht que hicieron acuerdos con las autoridades de Brasil, Estados Unidos y Suiza para delatar sus delitos e indicar a los funcionarios públicos de una decena de países a los que se le habrían pagado sobornos o ventajas para obtener contratos de obra pública. La reunión se realizará a puertas cerradas pues hay información que se debe mantener en estricta reserva.

Según la Justicia estadounidense, la empresa brasileña "usó una unidad de negocios oculta pero totalmente operativa" que calificó como "un Departamento de Sobornos" para pagar unos 788 millones de dólares a "oficiales corruptos" en al menos 12 países de América Latina y África, donde participó en importantes obras de infraestructura.

More news: Carlos Berlocq avanzó a octavos de final

Los países asistentes, además del anfitrión, son Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Odebrecht fue una de las mayores implicadas en la trama de Lava Jato.

También han generado un enorme revuelo en cada uno de los países citados, que en su mayoría han pedido información a Brasil, ya que 77 exdirectivos de Odebrecht implicados en el asunto han acordado colaborar con la justicia y pudieran haber revelado detalles sobre las operaciones de la empresa en el exterior.


COMMENTS